El concepto de calidad es vital para la empresa. Pero no sólo en el control del producto sino en cada tarea que realizamos.

De nada sirve tener un producto excelente si no se controla su distribución o su imagen. Con esto queremos decir que para INTERMEAT el control de calidad empieza en la búsqueda de producto y termina en el seguimiento de la satisfacción posterior a la venta del cliente.